sábado, 31 de octubre de 2009

Sylvie, una amiga especialmente especial


Sylvie en Mapoma-2008
Me puse tan nervioso al verla, que no
fui capaz de hacer una foto mejor.


Esta es de las cosas que duele escribirlas.

Pues sí amigos, después de 3 años, ayer Sylvie se despedía del mundo Bloguero.


Tras unos meses en los que no pudo mantener el ritmo de antaño en su Blog por motivos laborales, y ni siquiera aquí se podía asomar al post de los Novatos como siempre lo había hecho, ayer Sylvie se despidió de los amigos Blogueros que siempre la hemos seguido. Cierra su Blog.


Sylvie, trasmitiendo siempre su entusiasmo por la vida, con su eterna sonrisa y su optimismo sin igual supo inspirarnos para acometer muchos proyectos que ni se nos hubieran pasado por la cabeza.


Su Blog ha sido todos estos años Buque Insignia en el mundo de los Blogs. Era santo y seña en este medio. Y lo seguirá siendo a pesar de su ausencia. ¡Cuántos no habrán echado su primera carrera por el entusiasmo transmitido por Sylvie todos estos años! La monja inquieta de los Novatos. Sor Sylvie. La mujer que charla más minutos por kilómetro de carrera.


Sylvie, dejas un hueco difícil de rellenar en el mundo Bloguero y en las vidas de muchos. "A bambar que son dos días" se queda como referencia para muchos de un entusiasmo por la vida y por la aventura que muchos tendremos siempre en el punto de mira.

Ahí queda tu Blog como testimonio de todo lo que has hecho y de todo lo que es posible hacer simplemente poniendo empeño.


Tus diez miles, tus medios maratones, tus maratones, tus 101 de Ronda, tus ultramaratones, tu penúltima aventura: La Transalpine 2009, un "paseo" montañero de 240-250 kilómetros en una semana que sólo alguien de tu calibre es capaz de hacer.


Lo mejor de lo mejor para ti. Gracias por haber estado siempre ahí.

Sé que decirte gracias por todo es poco, pero sabes todo lo que ese gracias encierra.

No dejes de ser la chispa de la vida.


Un beso enorme.

Te queremos.
PD: Y no olvides nuestro viejo grito de guerra: ¡Siempre hacia delante! ¡Never pa'trás!
Yo lo sigo entonando.

viernes, 30 de octubre de 2009

Así me siento yo hoy...

Si es verdad que la música hace sentir - que lo es -, así me siento yo hoy y así quiero que se sientan todos mis amigos. Así, todos los días. Haga sol, llueva o truene.

¡No quiero parar! ¡Que no me paren! Tengo hambre de kilómetros. Quiero comerme cuestas con patatas. Devorar kilómetros y kilómetros de asfalto, tierra, sendas, caminos... Lo que se tercie...

Quiero correr, correr, correr... Quiero volar, volar, volar... En solitario o con mis amigos.

¡Va por vosotros los que me aguantáis! ¡Y también por vosotros los que decís que estoy loco!

A mí me gusta más mi locura que la vuestra. Y además... además, yo también os quiero.

jueves, 29 de octubre de 2009

¡Empieza la fiesta!

Un Lunes y un Martes con una carga laboral difícil de digerir retrasaron mi inicio de entrenamiento esta semana, hasta ayer Miércoles. Primera semana de las 27 que quedan de aquí a MAPOMA 2010.

Ahora empieza la fiesta. Ahora empiezan a venir las muchas y variadas formas de entrenar a las que me someterá Miguel para ir acondicionando este cuerpo que me ha tocado tener y conseguir enfrentarme a la prueba final con una mínima garantía de éxito.

Ayer Miércoles, sesión de fuerza con bici haciendo repeticiones de cuesta con pulso controlado. Batallando con la combinación de plato grande y piñón pequeño. Algo nuevo y desconocido para mí. Previo calentamiento, cuatro repeticiones que me dejaron muy bien. Luego, nada más soltar la bici, 10 minutillos de trote a ritmo de rodaje en los que me reí de mí mismo lo que no está escrito. No sabía si las piernas eran mías o del vecino. ¡Qué pinta de borracho debía de llevar. Eso fue durante los primeros doscientos metros, luego ya se fue estabilizando la cosa. Fue un buen remate de sesión.

Esta mañana, a las 7 menos cuarto, ya tenía los deberes hechos. Aprovechando que entraba a trabajar un poco más tarde ( a las 7:00 ) de lo que lo hago habitualmente. Salí casa lo bastante pronto como para hacer una sesión de rodaje de 40 minutos. La terminé con 148 de media y 156 de máxima para algo menos de siete kilómetros por los alrededores de mi centro de trabajo en la zona de García Noblejas.

Buenísimas sensaciones para este inicio de ciclo. Con muchas ganas. Con fuerza.
Mañana toca una hora de rodaje que haré por la mañana tempranito. Puede que me lance a hacer un Faunia que la semana pasada tuve que aplazar y está por ahí pendiente.

¡Esto marcha!

martes, 27 de octubre de 2009

Principio y final o viceversa




Esta entrada debería haberla publicado ayer Lunes pero no pude hacerlo. Por ello la mantengo como si así hubiera sido.

26 de Octubre de 2010
Con ser ayer Domingo un día muy, pero que muy especial en muchos sentidos, hoy 26 de Octubre también lo es. Es una de esas fechas que marcan la frontera entre un antes y un después.

Ayer se cumplieron justos seis meses consecutivos de entrenamiento que son los que llevo en esta nueva etapa. Y seis son justos los meses que quedan para MAPOMA 2010 desde hoy. Empecé a corretear el mismo día en que se celebró MAPOMA 2009. Si todo marcha como hasta ahora llegaré a otro MAPOMA, pero esta vez para correrlo y para vivirlo desde dentro. No para verlo y seguirlo desde fuera, desde una bici como fue el del año pasado.

Los últimos tres meses han estado repletos de pequeñas y grandes satisfacciones, entre las que destacan los encuentros y entrenos compartidos con el GGM y con amigos de otros Blogs. Haber conocido personalmente a algunos amigos de otros Blogs, que ahora no nombro para evitar olvidos, ha sido una bonita experiencia de las muchas que se pueden tener con esta afición.

También han estado repletos de pequeñas satisfacciones y logros personales llevado de la mano y de la paciencia de Miguel, mi entrenador, amigo y compañero. ¡Gracias, Mister una vez más!

Hoy 26 de Octubre empieza la fiesta. Hoy empieza en serio el entrenamiento propiamente dicho para MAPOMA 2010. Pero ayer tras la carrera del Retiro, cuando ya terminó todo, yo me quedé por allí para hacer algo que me sirviera para darme un homenaje por todo lo conseguido hasta aquí. Era el día perfecto para hacerlo. Eran el día y el lugar ideales para correr esa hora continua que tanto tiempo llevaba esperando.

Calculé que un par de vueltas al perímetro del Retiro me servirían para cumplir mi propósito. Como de todo hago un símbolo, esta vez no lo iba a ser menos. Corrí mi carrera con las zapatillas que jubilé el Verano pasado. Se merecían esa despedida. Ellas me llevaron desde el mes de Abril en esta mi nueva etapa y antes de que lo dejara el año pasado por el Verano también. Son las mismas zapatillas que mi Noa me vigilaba y me traía y me llevaba cuando se las pedía para salir a hacer alguna de mis sesiones de antaño.






A ritmo de rodaje di esas dos vueltas siguiendo la tapia por dentro, que me supusieron 1:06:57, clavando 33 minutos en cada una de ellas. Creo que esto me deja claro que algo he aprendido en cuanto a llevar un ritmo, o una zancada regular y constante.

Otra barrera derribada. Conseguida la hora de carrera continua con la que ya llevaba mucho tiempo corriendo 50 ó 55 minutos, ahora toca conseguir otros objetivos más serios. Ya estaba bien de insinuarme a la hora, se me hacía necesario declararme a ella antes de empezar el nuevo ciclo que empiezo desde hoy.

Ahora es cuando viene lo serio. Para mí lo bonito de todo esto. Ahora entran en juego las herramientas con que Miguel me llevará por el camino correcto para ir asimilando la combinación de volumen, intensidad y fuerza necesarias para llegar a buen puerto. El me ayudará, sí, pero si soy obediente y disciplinado, estoy seguro de que juntos lo conseguiremos. Habrá que trabajar duro para conseguir esa resistencia y esa fuerza que me será necesaria para conquistar el objetivo final. Espero firmar otro buen semestre de entrenamiento como el que acabo de terminar.

“Hoy he corrido 5 minutos y he andado otros 5 con 3 repeticiones” “ Hoy, 7 minutos corriendo y 3 andando…” ¡Qué lejos me parece que queda todo aquello ya! Qué lejos, pero al mismo tiempo qué cerca a la vez. Etapas, pasos, estados de ánimo, y kilómetros y kilómetros de tierra y asfalto para llegar hasta aquí y también para partir desde aquí.

No debo de dejar de tener presente nada de esto de aquí en adelante. Antes de terminar este semestre he conseguido terminar por primera vez un 10.000 en menos de una hora. Con ser este un logro personal muy importante, desde ahora, a desear que este sea el más pequeño de los logros que me quedan por conseguir.

Son 180 días los que tengo para lograrlo. A ver si los aprovecho. Termina una etapa y empieza otra. El camino para conseguirlo está ahí puesto. Ahora sólo queda pisarlo con garbo y disciplina. Aquí estoy yo para ir a por ello. Voy a por ello. Es mi sueño y lo voy a cumplir.

¡¡A por ello!! ¡¡Y siempre hacia delante!!

domingo, 25 de octubre de 2009

5ª Carrera del Retiro, o el día en que conocí a Quique.

¡¡ Super Quique !!
Tenía ganas de tener esta foto en mi album.


Domingo 25 de Octubre de 2009 - I -
---------------------------------
5ª Carrera del Retiro

Antes que nada, decir que he tenido el placer de conocer al amigo Quique en la 5ª Carrera del Retiro. ¡Un tío fenomenal! Han merecido la pena la charla que hemos tenido después de la carrera, las fotos - que luego pondré porque no las tengo a mano -, y los metros que me he pegado esprintando para alcanzarle al paso para chocar su mano.

A pesar de llevar en El Retiro desde muy temprano, no pudimos vernos en la entrega de dorsales. La hora acordada pasaba de largo, y nosotros sin vernos. Ha sido él quien me ha visto a mí - y todavía no sé cómo con la velocidad que llevaba pasado el kilómetro 4.
"¡¡Pepe!!" - me ha salludado al pasar. Ahí la carrerita para alcanzarle. Casi me deja sin aire para volver al Retiro a ver llegar a los que iban en cabeza.

Total, que se ha metido entre pecho y espalda 37 y pico. En realidad han sido 32, pero me ha dicho que no lo diga para no acomplejarnos a unos cuantos. ;-)

En otra entrada que pondré luego daré más detalles, pero dejo aquí un saludo para Marisa a quien también he tenido el placer de conocer.
También colocaré varias fotos. Algunas muy interesantes.

También he podido encontrarme con mis amigos y compañeros de equipo del GGM. Estaba buena parte de ellos. He aprovechado que Barallat conocía bien el paso de carrera por algunos puntos y he podido hacer un buen filón de fotos. Aún no he podido verlas. Espero que hayan salido bien para darle alguna alegría a más de un@.
Barallat, me has dejado con la lengua fuera a pesar de andar tocado de tu rodilla. ¡Que te mejores!

La mañana ha sido brillante como había presentido. Soleada y luminosa. Esto hace que estos encuentros cobren más relieve en estas citas.

Miguel, puedes estar tranquilo que le di ese abrazo de tu parte.

En un rato habrá nueva entrada.

sábado, 24 de octubre de 2009

Sábado sabadete...

... y un entrenamiento de copete.

El de hoy. Sí señor. Este sí que me ha dejado suave. Ha sido un estímulo en toda regla.
Cada cosa nueva que descubro lo es. Y esto es un descubrimiento constante. Eso lo hace más ameno aún.
Es verdad. ¡Cómo he disfrutado hoy!

Ni música ni nada. Concentración total y mucha atención al braceo en carrera.
Desde que empecé el calentamiento con unos cuantos ejercicios de técnica de carrera, me di cuenta de que hoy las cosas iban a salir especialmente bien. El plan del día: 50 minutos a ritmo de rodaje entre 135 y155 px'.

Sin una pizca de aire y con bastante fresquito, los 4 primeros kilómetros sin pasar de 150px'. Llevando un ritmo que notaba que era alegre, constante y cómodo.
Esto me llevó a sentirme en exceso valiente con una cuesta que me subió el pulso más de lo que me hubiera gustado, pero bueno, el cómputo general no se resintió. Me costó un ratillo volver a nivelarlo pero conseguí recuperar con holgura para terminar algo más de 8 kilómetros en los 50 minutos con 151 de media y 158 de máxima.

Los 8 kilómetros me han salido exactamente en 48:51 a 6:06. Bonita cifra para mí.

Después de la vuelta a la calma y los estiramientos, me regalé una carrerita rapidita de unos 500 metros en la que me sentí volar. ¡Qué sensación de piernas tan sueltas y livianas! Al llegar a casa abrí la puerta sonriendo.

Mañana tocan 55' de rodaje con el aliciente de ver por la mañana al amigo Quique en la Carrera del Retiro. Será una cita brillante.

viernes, 23 de octubre de 2009

Lo que el viento se llevó

Ayer el viento se llevó mis esperanzas de hacer un buen entreno.
Debía ser rodaje tranquilo, pero como soy peso ligero (68 kilos), me bandeó de lo lindo el muy cabrito. Tan pronto me empujaba y me aceleraba, como no me dejaba respirar.

Algo más de 8 kilómetros en 50 minutos con 155 de media y 163 de máxima, cuando la máxima tenía que haber sido igual que la media.
Más de la mitad de los kilómetros me salieron a menos de 6'. Cinco de ellos al menos.


Es que ayer me dio por controlar el paso por kilómetro.
Por Valdebernardo me sentía como una cometa para un lado y para otro.

miércoles, 21 de octubre de 2009

El tiempo, la falta de tiempo y... ¡Vaya tiempo!

Bueno, pues desde el CSIC del pasado Domingo, ya por fin hoy he podido disfrutar de mi primera sesión de la semana. Mentira me parece. A veces no bastan las 24 horas de la semana para abarcarlo todo. No me hubiera gustado llegar así al Domingo pasado de modo que tampoco me puedo quejar.

Lo que siento es haberme quedado con las ganas de rememorar lo que es un trotecillo al día siguiente de una competición. Lo bien o mal que te salga te indica mucho y muy bien qué tal te encuentras de forma realmente. Tenía ganas de comprobar eso, pero para otra vez tendré que ser. Otras obligaciones tanto laborales como familiares no voy a decir que me lo han impedido, pero sí me han apartado de ello.

No son suficientes en ocasiones las 24 horas del día para hacerlo todo. Y tampoco puede estar uno continuamente abusando de la capacidad de absorción del cuerpo para meterle palizas extras después de turnnos dobles de trabajo. Se puede algunas veces, pero no siempre. Yo soy de los que pueden hacerlo pero ni es recomendable ni es para presumir de ello.

Me he quedado con las ganas de rememorar también lo que es correr con las primeras lluvias que ya nos han visitado. ¡Vaya tiempecito! Me da vergüenza confesarlo, pero mientras otr@s se han empapado de lo lindo estos dos días pasados, yo he corrido esta mañana bajo un sol espléndido. Bastante fría la mañana, pero agradable en medio de todo. Y no soy de los que se asustan por cuatro gotas o porque llueva en condiciones. Yo he salido a correr lloviendo, nevando, tronando, o haciendo un viento de tres pares de los que de verdad sientes que te frenan cuando trotas.

Sí he observado con lupa la evolución de mis piernas y de mi cuerpo desde el Domingo, pero como digo, no he podido ir más allá de eso. El Lunes, tenía las piernas un poquito cargadas, pero no mucho más allá de lo que quedan después de una sesión de entreno diaria. Estaba pero que muy bien. Y ayer, podría decir que estaba 100% en condiciones. Ni agujetas ni nada que se le parezca. Supongo que esto no está nada mal. O a lo mejor no está tan bien, porque puede que te esté diciendo que tampoco diste el 100% cuando tenías que haberlo dado – me refiero a la Competición del Domingo -.

A estas y a otras cosas sí que les he estado dando vueltas estos dos días pasados. Sobre todo cuando me puse a hacerle la autopsia a la carrera kilómetro por kilómetro. Creo que mucho tenemos que hablar el Mister y yo de todo esto.

Al grano. Hablemos de la sesión de hoy:

20' de calentamiento, más 45' para unos 7 kilómetros.
147 de media 156 de máxima.
Buenísimas sensaciones. Había ganas. Había "mono".
Mañana más y mejor.


================

Muchas gracias por vuestros comentarios a la anterior
entrada sobre la carrera del CSIC. Un poco tarde para
contestar uno por uno. En todo caso, muy agradecido.
Me sirven y me empujan todos vuestros buenos deseos.
Os visito uno por uno y aprovecho para veros, que estos
días apenas he podido ver nada.

Sólo una cosilla. Somos unos cuantos los que tenemos el deber inexcusable de vernos en MAPOMA 2010. Me refiero a los corredores blogueros que nos hemos ido conociendo a lo largo de estos últimos meses.

Que no pase como en CSIC. Parecía que ibamos a ser legión y todo quedó en varios puñados de corredores que para colmo, seguro que estábamos unos al lado de otros.

Besos y abrazos varios.

domingo, 18 de octubre de 2009

XXIX CSIC - 2009 - ¡Para no olvidarla!

Los 7 Magníficos de CSIC
Rafa, Fernando, servidor, Miguel, Merce, Celina y Torcas.


Los 5 Mosqueteros de CSIC
Miguel el Mister, servidor, Merce "El águila de Vicávaro,
Fernando "El águila de Daganzo", Y Rafa "Tibu".

Crónica breve. La crónica de verdad se está cocinando.
----------------------------------------
Hoy, me he sentido más corredor que nunca. Me hacía falta correr al lado de alguien que me diera caña y que yo fuera capaz de aguantársela para conseguir lo que he conseguido. Este alguien no podía ser otro en este caso que mi propio amigo, compañero y entrenador Miguel.

Esto, junto con el ejemplo que me ha dado su mujer, Merce, ha sido el impulso que necesitaba para lograr algo impensable para mí: correr 10 K por debajo de la hora.

Yo firmaba los 59:00 y me han salido 58:17. Viniendo de una larguísima inactividad y de un registro de 1:06:11 como mejor marca el año pasado, hacer lo que he hecho hoy, era inimaginable para mí de todo punto.

No podía creerme durante la carrera lo que me iba diciendo el pulsómetro. Ni en pulsaciones, ni en los tiempos de paso por kilómetro. Parecía que estuviera parado en todo momento. Y esto porque Miguel es una máquina regulando ritmos. Es lo que da la experiencia.

Hoy, he crecido un poquito más como corredor y como persona. Hoy creo que he dado un pasito más para MAPOMA 2010 que poco a poco se va acercando. Al pasar por Colón, me hice una pequeña película mental de lo que podría ser el 25 de Abril de 2010 en ese mismo lugar y bajo las mismas circunstancias. Se me puso la carne de gallina.

Miguel, no tengo palabras. Creo que bastante te he dicho hasta la fecha. Lo sabes. Decir gracias es poco y muchas gracias, muy pobre para lo que te mereces.

Lo de Merce, es difícil de medir en palabras también. Cinco meses tres carreras con esta y bajando de la hora como si nada. Y más podría haber bajado de no estropearlo yo un poco con mi bajón al terminar la Castellana. Volví a sentirme bien a falta de dos kilómetros, pero ya era tarde. Merce, en otra te devuelvo lo que hoy te he quitado. De todas formas por eso no me parecía noble pasar por meta por delante de ti. No era justo.

Aunque esto parezca la crónica de hoy, no lo es. Me pongo a preparar la de de verdad ya mismo. Pero no quiero dejar de recordar por aquí el hecho de haber conocido a Celina. ¡Por fin!

Yo ya tenía una idea formada de lo que podía ser ella como corredora. Sabía que a la chita callando tenía mucha más chispa de la que presumía. Y no me equivoqué. Sus 56:30 de hoy me lo confirman. Ha tenido el privilegio de correr al lado de todo un Torcas pletórico al que me alegré de poder saludar junto a Yonhey en boxes, y siendo así no es extraño que haya hecho esa marca. Lleva mucha dinamita en esas piernas.

¡Celina! Me has parecido simpatiquísima. Correr a tu lado tiene que ser toda una experiencia. Estoy deseando poder hacerlo. Un besote.

PD: Decir que eché de menos el encuentro con Quique, Jaime, Dani y otros muchos camaradas...

sábado, 17 de octubre de 2009

Viernes de series en serio

Sábado 17 de Octubre de 2009 (II)

Por orden del Jefe, ayer tocaban series. Ni me acuerdo de la última vez que yo hice series. Ni esto – que no dejo de reconocer sus beneficios -, ni correr en pista es algo que sea de mi agrado. Me va más “correr en línea”. Correr, correr y correr… ya sea más o menos rápìdo. Quemar minutos en el reloj. Eso es lo que me va.

Puede haber sido la segunda o tercera vez que lo haya hecho en años. Espero haberlo hecho bien.

Sé que no estoy para hacer 1 minuto o menos de descanso entre serie y serie. Me he concedido minuto y medio. Se trataba de series de 200 metros. Recuerdo que se me daba fatal hasta el punto de hacer primera a la velocidad que tenía que hacer la última. Recuerdo también que se recomendaba no exprimirse hasta el 100% en la última aunque tiene que ser la más rápida. ¿Voy bien?

Bueno, creo que a fuerza de concentrarme he conseguido tanto una cosa como la otra. Así es como me han salido las 5 repeticiones de 200, empezando a ritmo de rodaje y terminando a ritmo intensivo. En pulsaciones, entre 135 y 165 px’. También me ha ayudado mucho llevar un crono de mano y ver el paso por los 100 en cada una de las series para variar o no el ritmo. En ninguna lo he tenido que variar. Me salió bastante regular y preciso.

1:09 – 1:02 – 0:51 – 0:46 – 0:42

¿Qué tal está eso, Miguel? ¿Está bien así?
El pulso de recuperación después de un minuto estaba un pelín más alto que otras veces. Bajé 37 de 140. Y la última serie la terminé a 165 px’ en punto.

¡Hoy siento las piernas como cartuchos de dinamita! Sobre todo los muslos. ¿Debo preocuparme? Esta sensación que no puedo llamar agujetas, porque no lo son, no la tengo después de una sesión de trote por fuerte que sea.

Bueno, y hasta aquí por hoy, que mañana será otro día. ¡Y qué día! ¡EL DÍA D!

Allí nos vemos. (No me dormiré, Miguel)

Velando armas para CSIC 2009

Sábado 17 de Octubre de 2009 (I)

Me dio ayer por repasar mi historial de los diez miles de los que tengo recuerdo. Los dos últimos fueron el año pasado. Tan penoso y rastrero el uno como el otro.

El primero fue el de San Antonio de la Florida el 15 de Junio de 2008. Lo hice en compañía de Bebeto y José Luis. 1:07:05. Penoso. Y penoso porque pené más de lo que está escrito. A rastras entré en la meta. Sufrí muchísimo. Con Bebeto y José Luis en todo momento a mi lado, con sus consejos y su dosis de moral permanente metro a metro, no fue suficiente para terminar con la moral alta. Me desmoroné como un montoncito de arena a falta de dos kilómetros. Aquella subida enroscada del final de la carrera me venció miserablemente y me puso las ilusiones a la altura del betún. Terminé… ¡Pero cómo terminé! Literalmente como una piltrafa. ¡Qué calvario!

El segundo fue el Trofeo de San Lorenzo el 27 de Julio de 2008. Un tiempo de 1:06:11, que siendo una carrera de 10,6 KLM me dejó mejor cuerpo. Pero también la sufrí muchísimo. La terminé por orgullo. Hasta mi sombra me dejó atrás a mitad de carrera. Un calor sofocante – mi mayor enemigo - que no me quitaba de encima por más duchas que me daba en los avituallamientos.
Esta la corrí en solitario. No me acompañó nadie. Vi a los Garabitas que me adelantaron como dos o tres veces. Tradicionalmente son quienes cierran esta carrera. Entraron delante de mí. Eso, con sus paradas de costumbre a lo largo del recorrido. Con eso está todo dicho.
Me decía a mí mismo: “Bueno, por lo menos he hecho menos tiempo que en San Antonio de la Florida en una distancia mayor” Ese fue todo mi premio. Y aquella, fue mi última carrera del año pasado. Hasta hoy. Y eso, porque lo de Colmenar de Oreja en Agosto de este año lo quiero considerar como un incidente guardado en el cajón de cosas pendientes.

Me da vergüenza poner por escrito el promedio de esas carreras. El que quiera que lo calcule. En cualquier caso desearía que el resultado de aquellas carreras haya quedado tan lejos como quedaron los 5:27 / KLM de aquél 5.000 que corrí con el GGM en el II Ekiden de 2006. Aquél tiempo – 0:27:06 -, sí que quedó lejos. Queda para vuelva a repetir algo así. Allí me quedó el consuelo de que si no me hubiera dado el ataque de flato que me dio y que me echó el freno, podría haberlo hecho incluso mejor.

Queda muy lejos ese tiempo del Ekiden. Muy lejos sí. Tanto que dudo que vuelva a repetir aquello. Era más joven, todo hay que decirlo. Y salía con mucha rabia contenida de una difícil y tortuosa etapa postoperatoria de mi tobillo izquierdo. Una larga recuperación de muchos meses arrastrándome con muletas por todas partes.

A día de hoy, sé que la preparación que llevo para el CSIC pasa de largo con muchísimos enteros a la que llevaba aquellos días para aquellas carreras. Lo que desearía es saber sacar el fruto de lo que llevo hecho. Sería enormemente motivador de cara al futuro. Seguro que sí. Estoy muchísimo mejor preparado. Lo sé. Espero demostrarlo. Sobre todo a mí mismo. Al menos sé que 8 de esos 10 kilómetros los tengo dominados. Ahora sólo me queda refrendarlo.

Especial agradecimiento a mi amigo, compañero y entrenador y hasta casi hermano, - que conste que sólo a otro amigo especial lo considero hermano -, por haberme traído hasta aquí. Miguel, espero demostrarte que puede merecer la pena que me lleves más lejos. De verdad que sí. Gracias por preocuparte tanto por mí y por ocupar buena parte de tu tiempo conmigo. Lo que has hecho no tiene precio. ¡Cómo me gustaría devolvértelo mañana con una buena carrera!

Gracias, Miguel. Gracias, Mister.

Gracias también al GGM, mi equipo de corazón con el que comparto entrenamientos - si es que se pueden llamar así, cuando me descuelgo de ellos al cuarto de hora -, una vez al mes, y a lo que de ellos he aprendido.

Y gracias por supuesto y una vez más a todos los amigos blogueros que hasta la fecha me han dado alas para continuar creyendo en mi sueño.


Para los interesados, recuerdo la Kedada de los corredores blogueros
convocada para mañana Domingo.
Lugar: Zona de entrega de primeros dorsales (1 al 500)
Hora: Entre 07:45 y 08:00
A ver cuántos somos capaces de vernos allí para la "foto de familia".

jueves, 15 de octubre de 2009

Entrenando con Jan

Si las carreras se midieran por sensaciones en vez de por kilómetros, por tiempo o por promedios de minutos por kilómetro, la carrerita de 50 minutos que ayer me metí para el cuerpo en la inestimable compañía del amigo Jan, entraría de lleno en el capítulo de las especialmente memorables. También entraría en el de las entrañables.

Jan, muchísimas gracias. Fue sencillamente fabuloso. Fuiste muy generoso conmigo. Sabiéndolo o sin saberlo, me aportaste muchísmas cosas ayer con el paseo turístico por tu barrio. Me enseñaste un par de parques que no conocía y que pisé por primera vez. Parques a los que ya les tengo echado el ojo para futuras sesiones. Un lote de cuestas increibles, que me vi subiendo con una entereza que no esperaba. A los dos kilómetros, recuerdo esa que elegí por ser la más aparatosa y que por ser la más difícil, te dije: "a por ella", y a por ella fuimos. Luego vinieron más. Y más cuestas... Todas ellas estupendamente compensadas con terreno llano o descendente para recuperar. Eso me gustó mucho.

Al empezar cada una de ellas, me decía por dentro: "Si he podido con esa - la primera -, al ritmo que la hemos subido, también puedo con esta." Así con todas y cada una de ellas. He hecho pocos entrenos con tantas cuestas. Ha sido toda una prueba para mí. Un desafío.

Y lo que más me satisface es haberlo terminado como lo terminé. Comodísimo. Entero. Nada de pensar en parar o aflojar el ritmo.

Jan, entre todo lo que me has aportado con este entreno, destaco la seguridad en mí mismo. Ayer me diste mucho de eso. Ayer creí un poquito más en mí mismo y en mis posibilidades de mejorar. Sé mejor que nunca que puedo mejorar. Jan, tienes más nivel que yo ahora mismo. Gracias por facilitarme la posibilidad de correr 50 minutos a un ritmo inferior al que tú puedes llevar.

Luego añadiré algo más pero quería dejar estas líneas por lo menos para agradecerte cuanto antes la sesión de ayer.

Gracias Jan.

=======
Quedaba más por comentar...
========

Primero, recordar que tuvimos un fallo muy gordo y yo tengo la culpa. ¡¡La foto!! ¡¡No hubo foto, Jan!! Y yo llevaba mi movil en la muñequera, pero no me acordé. Me hubiera gustado. La próxima vez no te escapas.

Segundo, que sé que con lo que hice ayer, el Mister se me va a enfadar si no lo ha hecho ya. En lo único que respeté el plan establecido fue en el tiempo de duración, pero es que los 50 minutos eran de rodaje en llano. Eso no se lo dije a Jan. Se me pasó. Por eso pensaba echarle a él la culpa, pero no estaría bien. El verdadero culpable una vez más fui yo. Jefe... ¡me sentí tan bien en todo momento!

El pulso se me escapó un poquito. Debería haber trabajado entre 135 y 155 px'. Las cifras finales fueron 157 de media y 169 de máxima. Perdóname, Miguel. Mañana que me tocan series me pones la penitencia (¿Hago el doble por ejemplo? Jeje...). Pero oye, es que... ¿tú sabes qué cuestas hice ayer? ¡Ni yo me lo creo! Vale, fui malo. Mañana hago lo que me digas para ganarme tu perdón.

En serio, Miguel, no forcé nada. No hice los deberes, pero no forcé. Tú sabes que yo corriendo no hablo. O corro, o hablo. Y no porque no quiera, es que no puedo. Ayer, y Jan te lo puede confirmar, charlamos por los codos durante toda la sesión. Eso me dice que aire no fue lo que me faltó precisamente. ¡Y corrimos a 25º!

Y lo principal fue encontrar a alguien de nivel parecido al mío con el que poder correr más de un cuerto de hora sin quedarme descolgado. Trotar con alguien durante casi una hora - la próxima vez podrá ser más tiempo -, es algo fantástico. Acostumbrado a correr siempre en solitario o como mucho una vez al mes con el GGM, probar esto me sentó muy bien ayer.

Jan, una vez más, gracias. Me has hecho ver que si he podido con esto, debería poder con CSIC. A ver si soy capaz de demostrarlo con hechos.

¡¡Siempre hacia delante!!

miércoles, 14 de octubre de 2009

¿Vamos quedando para CSIC?


Bueno amigos, Miguel y yo pensamos que va siendo hora de ir quedando para el día D de la carrera del CSIC. Nos falta lo fundamental, la hora y el punto de encuentro.

En principio estamos hablando de quedar entre las 7:30 y las 8:00. Hay que pensar en el tiempo necesario para recoger el dorsal.
El Metro más cercano al punto de salida - aunque pilla algo lejos -, es el de Gregorio Marañón.
Cualquier sugerencia sobre esto la podéis dejar por aquí. ¿Tal vez en la recogida de chips? No sé. Como lo veáis. Yo iré con mi indumentaria roja del GGM.

Además de este aviso que dejo aquí, contactaré con los interesados por sus Blogs.

Celina, Miguel, Quique, ¿Jan? – creo que no la corre pero en la foto tiene que estar también. ¿Alguien más?

---------------------------------------------
ATENCIÓN, PENÚLTIMA PROPUESTA
Punto de encuentro: Frente a la zona de recogida
de los primeros dorsales (1 al 500)
Hora: 7:45.- 8:00

martes, 13 de octubre de 2009

¡ Cinco días para CSIC 2009 !

Me entretuve ayer en analizar el recorrido de la XXIX Edición de la carrera del CSIC y encontré lo que me temía. Eso que me da tanto yuyu. Recorrido ascendente en su mayoría. Pero no hay dolor.

2.5 kilómetros descendentes de inicio que siempre he oido decir lo engañosos que son y que te pueden llevar al desastre si es que te dejas llevar por la inercia. Luego desde ahí hasta el K 8, todo ascendente, pasando Alberto Alcocer como punto de máxima altura (727 m.) incluidos 3 K de Castellana, para ya volver al punto de partida en la Calle Serrano, que son 2 K descendentes.

A mi parecer el tramo ascendente no parece exagerado. ¡Pero no deja de ser de subida! Ya veremos qué pasa.

Estos y más datos en http://www.carreradelcsic.com/

Esto sólo por hacer un recordatorio de lo que es esta carrera. Buena parte del escenario corresponde al que acoge la celebración de MAPOMA. Eso sí que me hace ilusión vivirlo. Me dará qué pensar cuando pase por allí imaginando otra fecha grabada a fuego en mi cabeza: 25 de Abril de 2010.

domingo, 11 de octubre de 2009

¡ SI ! ¡ SI ! ¡ SI ! ¡ SI ! ¡ Esta vez sí !


En este bulevar de Doctor García Tapia
Es donde comienzan y terminan muchas
de mis sesiones.
Aquí empecé ayer.

Este es el primer puente que parte del carril bici

y cruza la M-40. Facilito.

Esta es la rampa que anuncia la entrada

al segundo puente ya dentro de Vicálvaro.

Y este, es el "puentecito" de marras.

El que cruza la M-22. No sé si se aprecia

pero el desnivel es considerable. Ayer lo domé.


Domingo 11 de Octubre de 2009

Esta mañana se me ha dado una situación novedosa en la sesión de entrenamiento. Una que me ha dejado un buen cuerpo como pocas veces. En serio, lo de esta mañana ha sido especial.

El objetivo era hacer 50 minutos de aeróbico intensivo entre 135 px’ y 160 px’.
Salía de trabajar a las 6:30 de la mañana después de 12 horas de turno nocturno. Y lo mismo que ayer me sentía hecho una piltrafilla y me fui directo a la cama, hoy por el contrario me sentía entero, fuerte y optimista.

Después de pasar por casa para desayunar unos cereales y algo de fruta, me dispuse a empezar la sesión. La hubiera hecho nada más aparcar el coche pues ya iba de faena con pulsómetro incluido desde el trabajo. Y me hubiera gustado. Lucía una magnífica luna en cuarto menguante en la vertical que daba gusto verla. Pero aunque no tenía sueño, sí tenía hambre. El estómago me reclamaba algo de combustible y un poco de líquido.

Una temperatura magnífica a las 8:15 de la mañana. Me acompañaba de nuevo mi MP3. Lo llamo así pero en realidad es mi teléfono móvil que lo llevo en una muñequera de Nike en mi brazo derecho. Conmigo, mis Carros de fuego y mi Eye of the tiger.

El circuito elegido para entrenar era el de los puentes que llevan a Vicálvaro donde cruzas el parque y vuelves a Moratalaz por García Tapia. El tramo que tengo yo medido es de 6 kilómetros. Por mal que se me diera, sabía que tendría que rellenar algo al final para completar los 50 minutos. Pero eso ya se vería. Lo importante era empezar. Y lo hice con 20 minutos de calentamiento a no más de 135 px’ tal como ordena el Mister. Desde ese momento sabia que algo iba a salir muy bien.

Terminado el calentamiento, empiezo el trote por mi circuito ondulado. Voy comodísimo en todo momento y los miles cayendo uno tras oro. 2, 3… sigo en mis trece de no mirar el paso por mil. Únicamente me preocupo del pulso que no pasa de 148, y el ritmo. Concentrado. Llega el puente que me lleva al K 4 . Mi cruz. Me preparo unos 200 metros antes para entrar en él con buen pulso y evitar que se me dispare como la última vez. Cuando ya termino de ascender la fuerte subida que tiene veo que no he pasado de 153. Me relajo según vuelvo a bajar y me pongo en 148. Me encuentro muy, muy cómodo. Toca un buen tramo de llano que me tomo con calma hasta el K 5. Sin embargo no tengo la sensación de ir precisamente despacio. Al menos no tan despacio como cabía pensar. En el K 5 me permito darme el desahogo de alegrar el paso para ver qué pasa. Llego a las 155 px’ y hago lo posible por mantenerlas. Según voy, veo que se mantienen sin dificultad y yo sigo manteniendo también el ritmo. Llego al K6 en 38:00 clavados. Me sobran 12 minutos para completar, de modo que me doy la vuelta y repito los dos últimos a la inversa. Mantengo el ritmo que llevo y ya voy menos pendiente del pulso que sigue sin pasar de 155.

Quedando 5 minutos para terminar, aflojo el paso poco a poco para volver a la calma antes de hacer los 50 minutos. Tanto me relajo que me olvido de que son 50 minutos y hago 51 que era el tiempo de la sesión normal. Tampoco importa mucho. Llego a bajar el pulso hasta las 144 al terminar. Me siento de maravilla. La alegría que llevo por dentro me obliga a pegar un brinco y darle un manotazo a una rama bien alta de un árbol. Hubiera pegado un grito y me hubiera quedado tan a gusto.

De los 51 minutos de sesión he ido dentro del rango durante 50 de ellos. Finalmente, 149 de pulso medio y 157 de pulso máximo. Y lo mejor de todo es que he completado 8 kilómetros de esta forma tan relajada. Tan relajada y tan disfrutada. Si me dicen que me iba a salir así antes de empezar no me lo creo. Intuía algo bueno, pero no tanto. Será difícil mejorar un entreno como este. Pero sé que también puedo hacerlo mejor.

Me apasiona este deporte. Me siento bien. Hoy iba a sonreír hasta a los gorriones a mi paso. Minutos de estiramientos, a casa, que la tengo a un paso, duchazo y a dormir. ¡Y de qué manera!

Por cierto, tuve tiempo de hacer unas fotos con el móvil. Arriba están.

El Mister tenía razón una vez más. Era posible.

Haciendo balance... ¡Vamos a lo positivo!

Volvemos a hablar de días atrás...

Quedándome con el comentario de Celina en la anterior entrada, que le da nombre a esta, es hora de hacer balance. Y es cierto, me sale positivo.

Hace un par de semanas, el día 25 para ser más exactos, cumplí 5 meses consecutivos dándole a la zapatilla. Siendo esto muy importante para mí, no lo es tanto como haberlo hecho sin tener hasta ahora el más mínimo contratiempo físico que era lo que más temía.

Buena parte de la “culpa” de esto la tiene Miguel que supo ponerme las pilas a tiempo.

Ahora vuelvo a acercarme a mis 70 kilillos. Estoy en 68.5, gracias a haber cambiado mis hábitos alimenticios – cómo no, también por consejo del Mister -. Entre estos cambios destaco el hecho de comer más pescado que antes. También como mucha fruta y más yogures que nunca. Otra cosa que he desterrado de mi vida es el café. Al menos en las cantidades que lo tomaba antes. Lo he reducido en un 80%. He sido siempre muy cafetero y al cabo de un día de trabajo, podía tomar entre 8 y diez cafés. Ahora, a lo sumo tomo uno o dos al día. Hoy por ejemplo, no he tomado ninguno.

En casa, la historia del café no era muy distinta. Mi mujer es muy cafetera y entre los dos fundíamos la cafetera diariamente. Ahora, yo desayuno con Cola Cao mi dosis de cereales o galletas.

También bebo más agua que hace unos meses. Alrededor de dos litros, dos litros y medio.

En fin, que es mucho más lo bueno que lo malo y mucho lo aprendido en estos cinco meses. Y entre lo especialmente bueno, entra el hecho de haber conocido a tantos amigos como los que se han acercado hasta ahora por este Blog.

Un placer y un honor teneros como respaldo. De verdad que sois una garantía de éxito. Todos. Del primero al último. Desde los que corréis a 4:20 - o menos -, sin despeinaros, y sin gastar la batería del pulsómetro, o los que tenéis años de experiencia en esta afición, hasta los que corréis en la misma o parecida división a la mía llevando poco o mucho tiempo en esto. Esa división que está entre los 5:30 y los 6:30, pero que también tiene su encanto y que tenemos la esperanza de mejorar semana tras semana. Los que no ganamos nada, pero… ¡cómo nos lo pasamos! ¿O no?

Gracias a todos los que con vuestros comentarios, opiniones, criticas - siempre constructivas -, vuestro humor y vuestra experiencia, me ayudais a crecer como corredor y aspirante a maratoniano.

Gracias a todos con un fortísimo abrazo de atleta.

====================
El entreno de ayer no fue posible. Después de 12 horas de turno nocturno no había cuerpo para nada. Tendrá que ser hoy Domingo.
====================
Terminé Septiembre con 118 Klm de entrenamiento.

sábado, 10 de octubre de 2009

Volviendo del lado oscuro

Hace unos días comenté que recientemente he pasado por un bache de unas dos semanas un poco cabizbajo por culpa de unos resultados bastante desastrosos en los entrenos.

Esto, como todo, tenía arreglo. Lo que pasaba es que no sabía verlo. Ha bastado mentalizarse un poco y acotar el tipo de entreno con pulsos controlados que estoy llevando a cabo, olvidándome de todo lo hecho y conseguido hasta la fecha.

El entreno de hoy me ha demostrado que es posible conseguirlo. Para ello he hecho pequeños cambios de actitud que en conjunto me han dado el resultado que buscaba. Me limito a correr minutos que es de lo que se trata. He eliminado la faceta de controlar los pasos por kilómetro y de los promedios. Un agobio menos. Este entrenamiento requiere otra forma desenvolverse y de ver los resultados.

Salgo a correr como lo he hecho esta mañana y punto. Partiendo del hecho de que para mí correr entre 135 y 155 pulsaciones, que es lo que me ha marcado el Mister, mi buen amigo Miguel, no era tarea fácil, mi cabezonería lo ha hecho posible una vez más. Antes de eso el límite era entre 135 y 145 para hacer aeróbico extensivo. Me volvía loco con ello. Al poco de comenzar me plantaba en las 160 y bajarlas era tarea poco menos que imposible. Esto me alejaba del propósito de este tipo de entrenamiento.

Hoy Viernes por la mañana, habiéndome levantado tarde después de trabajar el Jueves un turno de 16 horas, tenía planteado un entreno aeróbico extensivo de 51 minutos. Mentalizado en todo momento en cómo lo iba a atacar, controlando el pulso cada poco, el ritmo, la respiración, y acompañado de mi MP3 – cosa que no suelo hacer mucho -, he terminado los 51 minutos de entreno entre 151 de media y 158 de máxima. Ha sido toda una hazaña conseguir no llegar a 160. Incluso durante casi los primeros 20 minutos he conseguido no superar las 153 x minuto con la sensación de llevar un ritmo bastante alegre. He disfrutado muchísimo a lo largo de la sesión. Las calles me parecían más anchas, sentía como si el suelo pasara por debajo de mi en vez de desplazarme yo sobre él.

La máxima se me escapó un pelín pero es que antes las 160 eran un chiste amargo. Quedaban atrás a la primera de cambio. Siempre las superaba.

La dificultad principal para este entrenamiento ( aeróbico extensivo ) estriba en que debe hacerse en un terreno lo más llano posible. Eso en mi barrio – Moratalaz – es bastante difícil de encontrar. A pesar de todo, creo que hoy he encontrado una ruta bastante maja que me ha ayudado mucho.

Jefe, creo que hoy lo he conseguido. He terminado muy, pero que muy contento. Espero terminar la semana sacando buena nota con el entrenamiento de mañana. Tocan 50 minutos de aeróbico intensivo en terreno ondulado que debería completar entre 135 y 160 ppm. ¡Vamos a ver qué tal se me da!

Oye Miguel, he pensado que si consigues llevarme a MAPOMA 2010, escribimos un libro. ¿Qué te parece?

Constancia, empeño, voluntad, fuerzas, ganas, no me faltéis nunca. Juntos podemos hacer mucho.

PD: Entre la música que me acompañaba hoy estaban mis dos favoritas para correr, que he perdido la cuenta de las veces que las habré repetido: Carros de fuego y Eye of the tigerRocky -. No me canso de oírlas. Me motivan muchísimo.

jueves, 8 de octubre de 2009

Abierto plazo de inscripción MAPOMA 2010


Sin duda, el mejor momento del día de ayer, fue cuando llegué a casa del trabajo a las 11:00 de la noche. Me esperaba mi hija mayor - Ana Isabel -, con un recorte de periódico en la mano. Pequeñito, muy escueto. El que podéis ver en la imagen de arriba.

- Papá tengo esto para ti. Venía hoy en el periódico.

Como platos se me pusieron los ojos al leer las pocas líneas que contiene. Casi un telegrama. Lo guardaré como un fetiche para siempre. Soy así para estas cosas.

Casi me como a mi hija a besos nada más terminar de leerlo. También soy así para estas cosas. Me ha hecho mucha ilusión que precisamente ella me lo haya guardado y entregado.

Bien... dicho esto, ahora me planteo la duda de qué hacer. ¿Qué me recomendáis? Lo digo porque he buscado información y parece ser que hay hasta rumores de que en Bikila, como otros años, puede ser que lancen la promoción de regalarla por la compra de unas zapatillas de la marca Adidas. Esta opción me atrae. Aunque ahora mismo no me hacen falta esas zapatillas, sé que en unos meses sí las necesitaré. Pero que sean Adidas no es precisamente lo que más me gusta, tengo muy malos recuerdos de unas Adidas de hace años. Creamos que han evolucionado, porque si no es así...

Inicialmente el importe online es de 45 E. Pero parece ser que en los centros colaboradores (tiendas) será de 50 E. manteniendo este precio hasta el 31 de Marzo de 2010. Finalmente, entre el 1 y el 13 de Abril de 2010 el precio será de... ¡¡ 85 Euros !! Para pensárselo, ¿no? Más bien quiero decir que es para pensarse las otras opciones si es que realmente se presentan.

Sobre esto os dejo este enlace:

http://www.sportlife.es/front/Eventos/Maraton-Madrid-2010:--inscripciones-abiertas/2c9181a92428f66c01242f24251000c5

También parece ser que la revista Runners se prepara para regalarla a cambio de una suscripción de 6 meses destinando el importe de la suscripción a Aldeas Infantiles:

http://www.runners.es/Foros/viewthread?thread=12994

En resumen, que ya podemos decir que MAPOMA 2010 comienza a asomar la nariz.

Y todo esto, coincidiendo con los redondos 200 días que faltan para afrontarlo.

Y yo... ¡Yo más ilusionado que nunca por vivirlo!
======================
199 días para MAPOMA 2010
======================

miércoles, 7 de octubre de 2009

Decía Mahatma Gandi...

"Nuestra recompensa se encuentre en el esfuerzo y no en el resultado.
Un esfuerzo total es una victoria completa"

- Mahatma Gandi -

Me gusta. No sé por qué. ¿O sí lo sé?

=======================
200 días para MAPOMA 2010
=======================

domingo, 4 de octubre de 2009

No hay nada que La Pedriza no cure


Sábado 3 de Octubre

Jornada de senderismo familiar por la Pedriza.
Mañana para respirar hondo y despejar la mente de malas sombras. Para sonreir y disfrutar plenamente de los paisajes que nos regala nuestra querida Pedriza.

Jornada para andar, reir y vivir. Hacía falta.
Hicimos una senda cómoda, la Quebrantaherraduras. Comienza nada más pasar la reja de la entrada al propio parque natural.
Componiamos el grupo, Isabel - mi santa -, la pequeña Miriam y yo. Esta vez la mayor se quedó en casa.

Una senda de 3.2 K. de ida. En total haríamos unos 7 kilómetros muy tranquilos y relajantes.
Decir que lo pasamos muy bien es decir poco. Conocimos el Centro de Educación Ambiental en el que no habiamos entrado nunca. Luego, andar y andar sendero adelante.

Conseguí reestructurar algunas cosas en mi cabeza que estaban desordenadas en cuanto a los entrenos de aquí a los próximos dos meses. Me hacía mucha falta.

Hoy mismo, ya creo que veo las cosas de otra manera. Ya no las veo tan oscuras. Algo es algo.

Y es que... amigos... no hay nada que La Pedriza no cure.



video

viernes, 2 de octubre de 2009

Reto de La Pedriza al cajón.

Tenía preparada una especie de crónica de esta "aventura personal", pero no me veo con ganas ni con fuerzas para pasarla del papel a este post.

Lo que tengo que decir lo resumo rápido: Hacen falta más piernas que las que tengo yo para hacer una cosa así.

No pude con ello el Martes - a parte de las fuerzas me falló la cámara y no pude hacer más fotos -, y no pude con ello ayer Jueves que volví a intentarlo. Me volvieron a fallar las fuerzas, aunque esta vez si pude hacer unas cuantas fotos.

El recorrido es de unos 4,5 kilómetros. El Martes sólo pude hacer el primer kilómetro. Ayer, llegué a los 1.200 metros. Un infierno. Con más pulso que si estuviera corriendo. Aunque lo de ayer tiene una disculpa a mi favor. Lo hice después de trabajar un turno de 16 horas y sin descansar. Eché todo lo que tenía para subir esos inocentes 1.200 metros. Al parar me baje de la bici, pero me dieron ganas de tirarme de ella. No era la fecha más adecuada para atacar este reto, pero cuando algo se me mete entre ceja y ceja... Soy cabezón. ¡Qué le vamos a hacer!

Supongo que no tengo la bici más adecuada para hacer esto tampoco. Es una BTT bastante pesada. Tiene muy buenos desarrollos pero es pesada como ella sola.

Las fotos no dan una idea muy exacta de lo que es esa carretera, pero pueden servir. Ahí las dejo.

Ayer, la tarde estaba luminosa. Preciosa La Pedriza con esa luz. Tanto el Martes como ayer Jueves me respetó la lluvia. Tuve mucha suerte en eso. Una lástima no haberlo conseguido. Pasará tiempo hasta que vuelva a intentarlo. Pero lo haré. Ahora ya le tengo tomada la medida sobre el terreno a este reto. Eso ayuda.

Y con todo, no conseguirlo no me hizo la más mínima mella. Más mella me está haciendo lo referente a los entrenos. No me va bien. Estoy atascado. Física y mentalmente. Ojo, no cansado. Ni lesionado. Estoy bloqueado. No me va bien. Supongo que pasará. Pero me tengo que reencontrar a mí mismo. Lo necesito. Necesito hacer algo para reencontrarme. He perdido un poco el Norte y no me gusta nada lo que siento por dentro.

No quiero hablar de los entrenos ahora. Menos mal que es la semana de descarga y hago sesiones más cortas, porque si tuviera que hacerlas con el tiempo y el kilometraje habitual, las sesiones se convertirían en una amargura que no es lo que uno busca cuando sale a correr precisamente.

Son momentos que alguna vez toca pasar y yo los estoy pasando. No creía que esto me pudiera ocurrir a mí que llevo siempre por bandera el optimismo y el "¡Siempre hacia delante!" Pero mira, sí que me está pasando.

Libro este fin de semana. Espero descansar y renovar las cosas por mi cabeza. Lo necesito. Urgentemente.

Celina, haciendo uso de lo que me dijiste una vez, no consideraré lo de La Pedriza como un fracaso. Simplemente lo guardaré en el cajón de asuntos pendientes. ¿Te parece bien?

Un beso.

Mister... no sé qué decirte. Esto no ha sido un tirón de orejas. Lo hubiera preferido. Esto es un tirón de riendas en toda regla. Te lo digo como lo siento.

Me daré un poco más de tiempo para ver si se me aclaran las ideas que ahora me faltan.

Un abrazo.