domingo, 4 de octubre de 2009

No hay nada que La Pedriza no cure


Sábado 3 de Octubre

Jornada de senderismo familiar por la Pedriza.
Mañana para respirar hondo y despejar la mente de malas sombras. Para sonreir y disfrutar plenamente de los paisajes que nos regala nuestra querida Pedriza.

Jornada para andar, reir y vivir. Hacía falta.
Hicimos una senda cómoda, la Quebrantaherraduras. Comienza nada más pasar la reja de la entrada al propio parque natural.
Componiamos el grupo, Isabel - mi santa -, la pequeña Miriam y yo. Esta vez la mayor se quedó en casa.

Una senda de 3.2 K. de ida. En total haríamos unos 7 kilómetros muy tranquilos y relajantes.
Decir que lo pasamos muy bien es decir poco. Conocimos el Centro de Educación Ambiental en el que no habiamos entrado nunca. Luego, andar y andar sendero adelante.

Conseguí reestructurar algunas cosas en mi cabeza que estaban desordenadas en cuanto a los entrenos de aquí a los próximos dos meses. Me hacía mucha falta.

Hoy mismo, ya creo que veo las cosas de otra manera. Ya no las veo tan oscuras. Algo es algo.

Y es que... amigos... no hay nada que La Pedriza no cure.



video

8 comentarios:

  1. Me alegro que los ánimos esten otra vez encauzados. Hay que empezar la semana con la mente despejada para entrenar en condiciones.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Bueno, tu entrada de hoy ya es otra cosa; me alegro de que las cosas que tienes en la cabeza empiecen a reordenarse satisfactoriamente; un abrazo y ánimo.

    ResponderEliminar
  3. Yo también me alegro Pepe.
    Si total para cuatro días no vale la pena amargarse.

    ResponderEliminar
  4. Espero que las luces vayan venciendo a las sombras,ánimo, no salen siempre las cosas como uno las planea

    ResponderEliminar
  5. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  6. Salgo en este momento a entrenar.
    Serán unos 5 Klm. Os llevaré a los cuatro en mi recorrido. ¿Qué os parece?

    Cuadruple abrazo.

    ResponderEliminar
  7. Que bonita es La Pedriza (me recerda a mi Soria del alma), y que bien escribes, leches. Hoy seguro que entrenas mucho mejor. Un abrazo

    ResponderEliminar
  8. Tienes toda la razón, La Pedriza tiene un no sé qué y un qué sé yo que no se puede explicar. Me alegro que pudieras disfrutar con tu familia y ordenar esas cosillas que te rondaban por la cabeza. Ánimo y un besazo

    ResponderEliminar

Pepemillas espera tu opinión