martes, 7 de septiembre de 2010

¡Pues sigan sonriendo!


Comentarios sobre lo de correr:




1.- Un tío sale a entrenar, y desde la puerta de la habitación le dice
a su mujer que aun está en la cama: Cariño, me voy a correr.

Cuando cierra la puerta, dice para si mismo: "Hay que ver lo que
pierde esta frase fuera de contexto".


2.- Un tío se despierta a las 6 de la mañana pues ha quedado con los colegas para entrenar.

Nada mas despertarse escucha la lluvia, y piensa: "Hoy, no voy a ir a
correr, hace un dia malísimo".

Al momento piensa, "No, tengo que ir, que hoy tocan series".
El tío se viste, coge la bolsa de deportes con la ropa para cambiarse
y baja al garaje.

Cuando entra en el garaje escucha que aun esta lloviendo mas, y
piensa: "No voy a ir con la que está cayendo".


Al momento piensa, "No, tengo que ir, que el maratón está ya muy cerca y si luego pincho los colegas no veas la que me van a liar".


El tío se decide, arranca el coche, abre la puerta automática del
garaje, y cuando está sacando el coche del garaje, no solo ha
comenzado a apretar, sino que encima hay tormenta.

El tío se lo piensa, mete el coche en el garaje, cierra la puerta, y
sube de nuevo a la habitación.


Se mete en la cama, abraza a la mujer por la espalda y le dice:


"Cariño, hace un dia de perros", y la mujer le contesta:

"Pues, el gilipollas de mi marido ha ido a correr".


==========
 
También este texto pertenece a un correo recientemente recibido.
Si es que... ¡cómo somos los corredores!

11 comentarios:

  1. jejeje,muy bueno tio, ahí le has dao, jeje

    ResponderEliminar
  2. Pepe, con esta entrada y la anterior me he estado riendo un buen rato. Gracias por compartirlo con nosotros.

    Un abrazo!!

    ResponderEliminar
  3. jajaja

    si es que siempre es mejor volverse a la cama... un abrazo!

    ResponderEliminar
  4. Esta es todavía mejor, que sigamos sonriendo.

    ResponderEliminar
  5. Jeje, tú siempre arrancándonos una sonrisa Pepe

    ResponderEliminar
  6. Me has sacado una muy buena sonrisa Pepe!

    ResponderEliminar
  7. jajajaja, pobre hombre, ¡doble chasco!
    Un saludo.

    ResponderEliminar

Pepemillas espera tu opinión