sábado, 21 de abril de 2012

Nada mejor en la Feria del Corredor


Momento mágico el vivido en la Feria del Corredor.

 Yo no tenía que salir por donde iba para salir de la Feria ya recogido el dorsal y la bolsa del corredor. Para nada. Iba con el tiempo contado porque entraba a trabajar a las 14: 30. Pero algo, no sé qué, me llevó los pies a tomar el pasillo de la derecha. No llevaba intención de comprar nada ni de ver nada concreto. Ni de ver a nadie, porque ya daba por hecho que no me encontraría con nadie conocido. Un momento fugaz he visto a Daniel Casaus en una de las colas, pero luego no le he vuelto a ver. Y de pronto...

Y de pronto suena un "Pepe" a mis espaldas. Y lo que veo al darme la vuelta, casi me hace soltar la bolsa que llevaba en la mano. Lo que veo me parece una visión, no me parece real, pero lo es. ¡¡Es Tecolinha!! De golpe ves a alguien que no esperas ver o que no esperas que esté donde está, y se te descoloca todo.

La maravillosa Teresa con esa sonrisa suya capaz de espantar cualquier mal. ¡¡Qué abrazo, Diosssss!! ¡¡Qué abrazo!! Para mí ha sido lo mejor de la Feria. No había allí prendas, geles, ni potingues milagrosos que me pudieran aportar el mismo efecto que este abrazo con Teresa. Vista ella, para mí no había nada más que ver en la Feria. Hemos estado no poco tiempo charlando de mil una cosas y creo que ya sé lo que es que parece que el tiempo se detenga. Qué momento más dulce y más bonito.

He sentido muy dentro esa energía de la que es portadora. Cualquiera que reciba un abrazo suyo lo puede confirmar. Mañana ya puedo correr tranquilo mi Mapoma. Es mucha la paz que me ha isuflado Teresa en el ánimo y en el espíritu. Ahora me siento seguro. Seguro y sereno.

Disfrutaré de cada kilómetro como te he prometido, Teresa. Lo haré. Nos vemos.

6 comentarios:

  1. ¡bieeeeeeeeeeennnnnnnnnnnnn!
    ¡bien por tiiiiiiiiiiiiiiii!

    Uf, qué subidón esta mañana, no lo has podido explicar mejor. Yo sé que es la energía que siempre nos ha unido. ¿Te has dado cuenta que siempre nos hemos encontrado inesperadamente? Piénsalo. Tragamillas, corriendo, la media de Madrid, Fuencarral, Correos, la meta del mapoma, hoy la feria... Si es que me he dado cuenta que tú y yo ¡no necesitamos quedar!

    Así me gusta, CADA KILÓMETRO, como yo los míos, que hoy fue mi 60, mañana será el 61. Igual que en la película "Titanic" decían "cada día cuenta", aquí "cada kilómetro cuenta". CADA UNO, sin pensar en el siguiente.

    ¡Besísimooooo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cada Kilómetro es un kilómetro menos. Cada metro es un metro menos. Las cuestas no existen, son sólo suelo. Son 42 pero son pocos, nosotros somos más. ¡Y entre todos, los tenemos rodeados! Jajajaja...
      Besitos, Teresa. Sigamos sincronizados. :))

      Eliminar
  2. por cierto, ¿te has fijado en la luz que irradiamos en la foto? ;-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajajaja ¡¡¡Normal!! ¿Qué esperabas?

      Eliminar
  3. Espectacular !!!! saludos de Argentina !!!
    Rodolfo
    www.rodolfo-guajardo.com.ar

    ResponderEliminar

Pepemillas espera tu opinión