sábado, 11 de enero de 2014

2014: Año de estrenos


Pues sí, comienza el año con una novedad que ya anuncié hace pocos días en Facebook y Twitter simultáneamente. Mis días en el Club Atletismo Caprus al que tanto tengo que agradecer por todo lo aprendido y por todo lo compartido, han terminado con el año 2013. Esto, empezando por el primero, de sus miembros, el Míster. Miguel, muchas gracias por todo. Es poco para lo mucho que te debo. Hiciste realidad mi sueño. Eso no se paga con nada. En último lugar no me atrevo a poner a nadie. En las últimas semanas de Diciembre hubo muchas incorporaciones y no me atrevo a dar ese honor a nadie. Sin embargo, un recuerdo muy especial a Roberto Capilla. A pie de la Sansil Vicalvareña, con su sonrisa inigualable inmortalizando momentos de las dos vueltas de esos 8 kilómetros y alentando el paso de este proyecto de corredor, estuvo enorme.
Gracias a Jorge Boyarizo por cederme su dorsal para la carrera. Tanto lo pensé, que al final no me pude apuntar oficialmente. 

El 31 de Diciembre corrí la última carrera como Caprus, en la Sansilvestre Vicalvareña. Una carrera muy especial y con unas connotaciones muy especiales. La despedida de esa camiseta no fue tan triste como la esperaba. Tuve muchos apoyos dentro y fuera de la carrera que obstaculizaron cualquier flaqueza. Lo llevé mejor de lo que esperaba. El día anterior y durante muchas semanas antes estuve temiendo la llegada de ese 31 de Diciembre de 2013. Me ayudaron a saber llevarlo con entereza. Gracias a ello, pude cruzar la Meta como lo hice.
Beso al escudo de Caprus

Mi reconocimiento a Isabelle Zanker - Gacela de Valdebernardo -, a quien tuve la suerte de conocer en el Medio Maratón de Moratalaz de 2013. Me transportó en los primeros kilómetros a la increíble velocidad - para mí -, de 5 minutos y poco. Así pinché luego como pinché. Yo no estoy acostumbrado a eso. Pero tendré que hacerlo si quiero seguir corriendo y entrenando con ella. Así hice la marca que hice con mis momentos flacos y todo. ¡Cuánto que aprender de ella!

Isabelle Zanker. Enorme corredora con un enorme potencial
por explotar y descubrir en 2014. Va a ser su año.
¡Muchas gracias!

Y por último, mi agradecimiento más profundo al Equipo de Las Gacelas de Madrid. Arropado por ellas, por todos los miembros que allí se congregaron, todo fue mucho más fácil.

¡¡Gracias, Gacelas!!
¡¡Inolvidable!!

Primeros retos del año 2014: Medio Maratón de Getáfe 26 de Enero y Medio Maratón de la Latina 23 de Febrero. No me atrevo de momento a pensar en nada más, ni a más largo plazo, que luego las cosas se tuercen. Aunque... una fija, sin duda será el Medio Maratón de Somosierra. Sería la cuarta edición consecutiva que abordara. Esa carrera me anamoró desde la primera vez que la corrí. Celina tuvo la culpa.

Comienzo 2014 con ilusión y con varias premisas en la cabeza:
- Cambio de equipo, pero nada cambia. Sigo siendo el mismo y pienso seguir siéndolo. 
- Seguiré corriendo ya sea solo - parece que ya no, mero juego de palabras -, acompañado o con Luna. 
- A falta de que lo anuncie oficialmente Saturnino Rodriguez, empiezo el año como miembro del Nunca Correrás Solo.
- Lo bonito de esta afición a nivel popular, es que por más solo que corras, nunca lo haces solo. Siempre hay una legión de amig@s detrás.
- Sin olvidar que en esto del correr, todos somos amigos, más allá de los colores que vistamos.

¡Gracias, Caprus! ¡Aúpa Caprus!

Ahora... ¡Vamos a por 2014! Y a intentar que este Blog vuelva a levantar el vuelo después de mucho tiempo con electrocardiograma plano.

Fotos: Roberto Capilla y Gacela de Vallecas.
---------------

Fue mi nota de despedida al Club Atletismo Caprus.

Mister, amigos y compañeros:

Hay cosas que decir y decisiones que tiene que tomar uno, y que no son fáciles. Uno no encuentra nunca el mejor momento ni el mejor día para decirlas o tomarlas. Hoy y ahora no creo que lo sea, pero dudo que haya un día bueno o mejor para esto. Así que, vamos al grano por mucho que cueste, y os aseguro que así es.

Por razones personales y de peso, me veo obligado a dejar las filas del Club Atletismo Caprus. Es así de simple y así de complicado para mí. Disfruto y disfrutaré de las últimas horas que pase en Caprus, corriendo la San Silvestre de Vicálvaro y viendo allí a cuantos os pueda ver. Será mi última carrera como Caprus.

Ni siquiera puedo acudir a la comida del Club ni a la carrera de Pedrezuela.

Quiero creer que todo sucede por algo, y espero que este giro en mis andanzas correriles también sea así.

Conseguir escribir todo esto de un tirón es una liberación para mí. Llevo meses temiendo que llegara este momento y lo he esquivado todo lo que he podido. Este tema ha minado demasiadas veces hasta mi estado de ánimo a lo largo del año. He intentando que no fuera necesario decidir esto. Pero hace cosa de un mes, ya casi dos, vi con claridad que una cosa es lo que uno desea y otra, la cruda realidad. Demasiada tensión para mí seguir alargando esto más. Y la realidad es que no puedo continuar en Caprus, ni vistiendo sus colores.

Y me vais a perdonar, pero no me quiero alargar más con esto. Ni quiero, ni puedo porque hace ya rato que se me ha hecho un nudo.

Tengo claro que no colgaré las zapatillas. Aunque puede que me cueste arrancar. Tengo claro que esto no impedirá que continúe con la afición que tanto me gusta y que tanta vida me da. Y tengo claro que no dejaré de tener contacto con vosotros como siempre. Este aprendiz de corredor y maratoniano, os aprecia demasiado para no hacerlo.

Nada de lo poco o mucho que haya conseguido hasta la fecha en estos años, hubiera sido posible sin vosotros.

Ahora mismo no tengo muy claro mi futuro como corredor. O quizá sí. Espero resolverlo lo antes posible. Todo se verá.

Mister, amigos y compañeros, muchas gracias por todo. Me quedo con todo lo aprendido y con tan buenos momentos compartidos. Gracias por vuestra paciencia conmigo.

Feliz Navidad y Feliz Año Nuevo. ¡Aupa Caprus! ¡Larga vida y muchos éxitos para Caprus! Brizos, muchos brizos, especialmente para los recién llegados y con los que ya no compartiré colores, pero sí sentimientos y espero que muchos kilómetros.

No soy quién para decir lo que debe hacerse en un club, pero sí voy a pedir que hagáis algo con los recién llegados: Cuidadlos.

Pepemillas seguirá corriendo. Solo, o acompañado. Solo, o con la rubia peluda Luna. Pero seguirá corriendo.

¡Brizos! ¡Aupa Caprus!

PD: Al final como siempre, me extendí. No tengo remedio. Disculpas.

10 comentarios:

  1. Razones de peso te han debido llevar a dejar un club de tanta solera aunque el fichaje por el "Nunca" es estelar ;)

    Ojalá sigas corriendo y escribiendo por muchos años, a ser posible con más asiduidad porque se te extraña.

    Un saludo, y ya sabes donde me tienes Pepe.

    ResponderEliminar
  2. Claro que serás siempre el mismo, el mismo tío grande que conocí en aquella carrera de Hortaleza, defendiendo los colores que sean. Lo único que te faltaba para ser el Pepemillas de siempre era retomar el blog, así que...

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y así será, Charli. Muchas gracias. Nos seguiremos viendo y leyendo.

      Eliminar
  3. Felicidades para lá nueva etapa de tu vida!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Afca. Espero conocerte alguna vez. ¿O quizá te conozco? Perdona, el nick no en dice mucho, pero hace tanto que no en dejo caer por aquí...

      Eliminar
  4. Ya te lo he puesto en el Facebook, no se los motivos que te han llevado a tomar esta decisión, en cualquier caso Pepe, ya sabes donde estoy para lo que necesites, un abrazo grande.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo sé, Rafa. Gracias. Siempre lo he sabido. Pero no es plan.

      Eliminar
  5. Pepe desde luego algunas veces hay que dar pasos y cada uno sabe porqué.

    Lo que me alegra es saber que entras en el Nunca con tan buenos compañeros.

    Espero poder verte pronto y darte un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Halfon. Podría ser pronto. ¿Cómo andan tus planes de competiciones? ¿Harás la Tiramillas este año?

      Eliminar

Pepemillas espera tu opinión